Un ordenador que va lento o que no responde es una fuente de frustración. Es frustrante en tu tiempo de ocio y, sobre todo, cuando lo utilizas para trabajar. Con el auge del teletrabajo, aún es más necesario que el ordenador sea veloz y fiable.

Podría ser que el ordenador se haya quedado obsoleto. Te proponemos la opción de que le realices a tu ordenador una puesta a punto.

Indicios de que el equipo va lento:

Una primera señal la adviertes cuando ejecutas un software, y el ordenador tarda una eternidad en abrirlo. Otra forma de saber si el equipo se muestra remiso a funcionar con agilidad es abrir varios softwares (dos o tres) a la vez. Si el portátil o sobremesa sigue funcionando bien, ello significa que sigue siendo rápido, que tiene capacidad de respuesta. Si se bloquea o tarda mucho en completar las tareas que vas acometiendo, el equipo ha perdido velocidad.

Principales causas de que tu ordenador va lento:

Los motivos de que tu ordenador vaya muy lento pueden ser muchos. Pero hay una serie de causas que se dan con más frecuencia.

Virus y malware: Si tu equipo tiene un virus o malware, el rendimiento se resentirá. Por tanto, una de las primeras acciones es pasar el antivirus y programas específicos para la eliminación de malware.

Escaneo de tu antivirus: Los softwares antivirus pueden frenar tu sistema operativo cuando están funcionando a la búsqueda de virus y malware. Si puedes programar la hora en que el antivirus se activa, hazlo en un momento en el que lo más probable es que no vayas a usar el PC.

Softwares que se abren con el ordenador: Si al ordenador le cuesta arrancar, es probable que haya demasiados softwares que estén configurados para abrirse tan pronto enchufas el equipo. Puedes decidir la lista de aplicaciones y servicios que arrancan cuando inicias el ordenador.

Sobrecarga del navegador: El navegador es muchas veces el culpable de que el equipo se haga el remolón. Eso ocurre cuando tienes abiertas muchas ventanas y pestañas. Cada ventana y cada pestaña consume memoria y capacidad de procesador, lo que acaba redundando en un ordenador espeso.

Medidas para colucionar la velocidad del equipo:

Te proponemos algunas soluciones que acelerarán el funcionamiento de tu equipo, ni que sea de forma temporal.

Revisa el espacio de almacenamiento disponible y la salud del disco duro: Si tu disco duro o SSD se queda sin espacio o se está haciendo viejo, te puede dar problemas. Por supuesto, el equipo va a ir más despacio.

Ten presente que, para que te testeen tu disco duro, lo puedes llevar a Intenso Informática. El servicio técnico de la tienda te atenderá gustosamente.

Asegúrate de que internet funciona bien: Si estás utilizando el navegador y te va lento, podría ser que el origen del problema sea la conexión de internet. Haz pruebas de velocidad para confirmar que todo está en orden.

Cierra el software cuando ya no lo utilices: Elimina los programas que ya no utilices.

Cierra las pestañas del navegador que no estés usando: La acumulación de ventanas y de pestañas entorpece el funcionamiento del equipo.

Pausa el proceso de sincronización de OneDrive: OneDrive es el servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft. Cuando haya una sincronización, ponla en pausa.

Pasa el antivirus en horas en que no uses el ordenador: El escaneo que hace el antivirus, hace que el equipo vaya más lento.

Mantén el software actualizado: Mantén el sistema operativo y el resto de softwares y aplicaciones al día.

Desactiva los efectos visuales de Windows 10: Se trata de una medida sencilla para revitalizar equipos antiguos y de menos potencia.

Apaga el ordenador: No te limites a reiniciarlo. Apágalo. Desenchúfalo. Y deja que pasen unos cuantos minutos. Así el ordenador puede limpiar la memoria y comenzar fresco cuando lo vuelvas a encender.

Categorías: Ordenadores

Modelos con los que trabajamos

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note 2
Samsung Galaxy Note 3
Samsung Galaxy Note 4
Samsung Galaxy Note 5
Samsung Galaxy Note 6
Samsung Galaxy Note 7

Abrir chat